MILONGA DEL CONTUNDENTE
Milonga
(Carlos Di Fulvio)

Volver al Cancionero

Nunca se supo su nombre
El “picado” lo llamaban
Por que tenía la cara
Picada por la viruela
Que la curó con ginebra
Internado en los boliches.

Nada tenía de humano
Cuando alguien lo contrariaba
Echaba mano a la daga
Como quien busca sencillo
En la razón del peligro
Ningún porfiado ganaba.

(Recitado)
La barba oscura y raleada
Como “hormiguero Pateado”
Mostraba el poco cuidado
De quien no mira el espejo...
De aquel que duerme parejo
La claridad de los días.


Solo al tañir la guitarra
De algún cantor trasnochado
Lo mantenía calmado
Como señal de respeto
Pero no crean por eso
Que el canto lo amilanaba.

También el hombre gustaba
De “cuando en vez” un barato:
¡A ver –decía- muchacho
“emprestemé” su madero
tengo sedoso el “garguero”
y ganas de serenatas!..

(Adagio)
¿Cuál habrá sido la calle
Que lo llevó y que lo trajo?..
Cuando notaron su ausencia
Quedaron todos pensando...


(...)

(Corolario)

No se las “daba de malo”
Era “matón contundente”
Eso mentaba la gente
De aquél barón sin destino
Que solo usaba el cuchillo
Para envainarlo en la muerte.